Contacto Psicólogo

Javier Brotons.

Psicólogo. Col.CV03246

Tel: 600 44 00 04.

Aut. Sanitaria: 13.353

Av. Fernando Católico, 22, pta.19. 46008 Valencia..

Ricardo Carreras, 2

Entlo.1. 12004 Castellón.

Correo electrónico: javier@psicologo-valencia.es

 

CONSULTA DE PSICOLOGÍA.

Tratamiento de:

- Ansiedad.

- Fobias.

- Fobia social.

- Agorafobia.

- Trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

- Hipocondría.

- Depresión.

- Duelo.

- Adicciones.

- Dependencia emocional.

- Dolor crónico.

- Fibromialgia.

- Baja autoestima.

- Anorexia y bulimia.

- Reacciones agresivas.

- Crisis personales y de pareja.

 

HORARIO.

De 9 a 21 horas ininterrumpidamente de lunes a viernes.

 

Servicios del Gabinete:

- Psicología clínica.

- Psicología infantil.

- Terapia de pareja.

- Terapia de grupo.

- Talleres.

- Psicología jurídica/forense.

- Mediación.

- Educador social.

- Fisioterapeuta.

 

ESPECIALISTA EN:

-Problemas y trastornos de ansiedad.

-Depresión.

-Tratamiento del miedo a conducir o amaxofobia en el que las sesiones se realizan durante la conducción.

-Tratamiento del miedo a volar o aerofobia.

-Misofonía (alto grado de ansiedad que se desarrolla ante sonidos específicos)

-TEPT. Trastorno de estrés postraumático.

- Hipocondría y tener una excesiva preocupación por la enfermedad.

-Detección, evaluación y tratamiento del "mobbing" o acoso laboral.

-Tratamiento de la adicción a la cocaína.

-Tratamiento de problemas con el alcohol.

- Tratamiento para superar   adicción al teléfono móvil, nomofobia y adicción a las redes sociales.

-Tratamiento del juego patológico y/o ludopatía y otras adicciones psicológicas.

- Terapia de pareja. 

-Miedos sociales, fobia social, timidez y falta de asertividad

 

                    

NOTÍCIAS DE PSICOLOGÍA.


 LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE REDUCE EL RIESGO DE DEPRESIÓN

Una alimentación saludable puede reducir el riesgo de padecer una depresión severa, asegura un estudio realizado en la University of Eastern Finland. Además, los investigadores vieron que la pérdida de peso producto de estilo de vida sano se asoció con una reducción en los síntomas depresivos. "El estudio refuerza la hipótesis de que una dieta sana tiene efectos potenciales, no sólo en la atención de un cuadro depresivo, sino también en su prevención", dijo Anu Ruusunen, uno de los investigadores, en el sitio de la universidad. En su opinión, las personas deprimidas a menudo tienen una dieta de mala calidad y una disminución de la ingesta de nutrientes. Luego de analizar los datos de más de 2.000 hombres que fueron monitoreados por un promedio de 13 a 20 años, Ruusunen identificó una relación entre una dieta saludable ---caracterizada por el consumo de verduras, frutas, bayas, granos enteros, pollo, pescado y queso bajo en grasa--- y una menor prevalencia de síntomas depresivos, así como un menor riesgo de depresión. El café y la ingesta de ácido fólico también se asoció con un menor riesgo de depresión. Verduras, frutas, bayas, cereales integrales, carne e hígado son fuentes de ácido fólico. En cambio, la comida chatarra, el azúcar y las carnes procesadas pueden aumentar los síntomas depresivos. “La adhesión a una dieta poco saludable que se caracteriza por un alto consumo de embutidos, carnes frías, postres y bocadillos que contienen azúcar, bebidas azucaradas, alimentos procesados se asoció con un aumento de la prevalencia de los síntomas depresivos elevados”.

 LAS PERSONAS QUE VIVEN EN CIUDADES TIENEN MAYOR RIESGO DE SUFRIR ANSIEDAD Y DEPRESIÓN.

Las personas que viven en ciudades tienen un mayor riesgo de sufrir ansiedad y depresión Según un reciente estudio publicado en la revista científica Nature, las personas que viven en ciudades tienen un 21% más de riesgo de padecer un trastorno de ansiedad, un 39% más de riesgo de sufrir un trastorno del estado de ánimo y el doble de riesgo de sufrir esquizofrenia. Para llegar a esta conclusión, los autores procedentes del Instituto de Salud Mental Douglas de Canadá, comparon la actividad celebral de voluntarios procedentes de núcleos con más de 100.000 habitantes, con las de habitantes de núcleos de más de 10.000 habitantes y un tercer grupo formado por personas de áreas rurales. Encontraron que la respuesta al estrés en la amigdala (región cerebral vinculada con la regulación de las emociones y el estado de ánimo) era mayor conforme mayor era el núcleo urbano al que pertenecía la persona. Por tanto, existe una forma o formas en la que la experiencia de vivir en nucleos urbanos afecta a los centros cerebrales que regulan las emociones, creando una mayor vulnerabilidad a padecer trastornos mentales.

EL PARLAMENTO EUROPEO RESALTA LA LMPORTANCIA DE PRESTAR APOYO PSICOLÓGICO A LOS PACIENTES CON ALZHEIMER.

Investigadores de la Universidad de California han encontrado que la depresión, cuando no es tratada y por tanto se hace crónica, puede conducir a un envejecimiento prematuro de las células del sistema inmunológico, en concreto acortando los telómeros, lo que a su vez provocaría que estas personas fueran más propensas a desarrollar problemas de diabetes, osteoporosis, accidentes cardiovasculares, demencia y otras enfermedades físicas. La longitud de los telómeros es un buen indicador de la edad de las células, por lo que su acortamiento propicia la aparición temprana de enfermedades relacionadas con la edad avanzada. El tipo de dieta y realizar ejercicio físico fomentan que la longitud de los telómeros sea adecuada. Estos resultados también ponen de manifiesto la importancia de una intervención temprana y efectiva de la depresión. Afortunadamente existen técnicas psicológicas, cognitivo-conductuales, que resultan eficaces para los problemas de depresión y que en Estados Unidos se utilizan como primera opción de tratamiento. En la medida en que el uso del tratamiento cognitivo-conductual se extienda, se reducirá la presencia de formas crónicas de la depresión, que como ya se sabía, tiene unos efectos muy graves sobre todos los ámbitos de la salud.

MIEDO A CONDUCIR: AMAXOFOBIA.

Según recientes estudios, cerca de un 33% de las personas que conducen sienten miedo y ansiedad al hacerlo, aunque de una manera más o menos controlada. A este trastorno se le conoce como Amaxofobia, término proveniente del latín “amaxo”= carruaje y “fobia”= miedo. Este porcentaje, llega a alcanzar el 54% cuando nos referimos a los conductores que padecen algún signo de ansiedad, en diferentes grados, cuando se sientan delante del volante. Afortunadamente solo un 4% de los conductores desarrollan un miedo tan incapacitante que les impide coger un coche. Si tienes miedo a conducir en algún grado puedes superarlo con:

- Un programa personalizado de TRATAMIENTO del miedo a conducir.

- Un programa personalizado de PRÁCTICAS DE CONDUCCIÓN adaptadas.

 Programas terapeúticos personalizados para superar el miedo a conducir que incluyen prácticas de conducción:

                                 Javier Brotons (psicólogo). Tel: 600 44 00 04.

 ACOSO POR HOMOFOBIA.

Un estudio ha revelado que uno de cada cinco escolares valencianos que ha sufrido acoso homofóbico ha intentado quitarse la vida, según el informe elaborado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb) y Cogam que ha contado con 90 testimonios de la Comunitat Valenciana. Fruto de esa investigación el informe concluye que el 18,8 por ciento de los jóvenes valencianos que han sufrido acoso homofóbico ha intentado quitarse la vida. Los sentimientos de humillación, incomprensión, aislamiento e indefensión crean un estado de “desesperanza” que, “lamentablemente”, llevan al 45,6 por ciento de los escolares que sufren acoso homofóbico a pensar con quitarse la vida. El 55 por ciento de los jóvenes valencianos que afirman haber sufrido acoso por homofobia constatan haberlo padecido entre los 12 y los 15 años, y la edad de inicio de este acoso empieza en la Comunitat entre los 9 y los 15 años, en un 77 por ciento de las ocasiones.

Adiccion a Internet y Depresion

La adicción a internet es una adicción cada vez más frecuente. Un estudio realizado en la Universidad de Leeds ha sugerido una relación entre la adicción a internet y la depresión. Catriona Morrison, autora principal del estudio, de la Universidad de Leeds, advierte que la navegación adictiva puede tener un grave impacto en la salud mental. Explica que Internet proporciona un refugio para cierto tipo de gente y que la adicción a la Red es un síndrome auténtico. Para la mayoría de la gente, Internet es algo adaptativo y útil, pero para otras es compulsivo y dañino, afirma Morrison, aunque para ella no está claro si Internet hace que nos deprimamos o es más bien que la gente deprimida tiende a estar en Internet. Del grupo objeto de estudio (1.319 personas entre 16 y 51 años) el 1,2% fueron clasificados como adictos a Internet y mostraron una incidencia más alta de depresiones moderadas o graves. Los adictos a la Red se caracterizan por resultarles difícil el control del tiempo que pasan online, hasta el punto que interfiere con sus actividades fuera de la Red. Suelen pasar su tiempo en webs pornográficos, de juegos online o en comunidades virtuales (redes sociales). El estudio también concluyo que los usuarios más jóvenes presentan una mayor probabilidad de ser adictos, con una edad media de 18 años entre los adictos detectados en el estudio. Los autores recomiendan que la adicción a Internet sea incluida como un desorden mental específico y que se le comienza ya a prestar la debida atención.

LAS ENDORFINAS RESPONSABLES DE LA OBSESIÓN POR EL BRONCEADO.

Un estudio de la Escuela Médica de Harvard (EE UU) revela que la exposición crónica a la radiación ultravioleta (UV) provoca en ratones la liberación de endorfinas β –conocidas como hormonas del bienestar–.

El hallazgo, publicado en la revista Cell, demuestra que la adicción al sol comparte la misma vía hormonal que la del consumo de heroína. Dicho mecanismo es responsable de paliar el dolor mediante la activación de los receptores opioides.

"Es sorprendente que estemos genéticamente programados para ser adictos al carcinógeno más accesible del mundo: el sol", según Fisher.

“Aunque estos experimentos deben ser validados en humanos, creemos que es posible que mecanismos similares operen en personas”, indica a Sinc David Fisher, autor principal del trabajo y científico en la institución estadounidense. “La respuesta de la piel frente la radiación UV parece mantenerse entre especies”.

Así, los investigadores llevaron a cabo los análisis en roedores afeitados –para que los rayos penetraran su piel–, dividiéndolos en dos grupos: expuestos y no expuestos a la luz UV. En siete días, el nivel de endorfinas en el torrente sanguíneo había aumentado solo en el primer grupo.

A las seis semanas, los autores administraron a los mamíferos ‘bronceados’ un fármaco bloqueador de dichos receptores opiáceos –es decir, contra la acción de la endorfina β– que les causó síntomas de abstinencia: temblores y castañeteo de dientes. Como resultado, este grupo evitaba los lugares donde fueron tratados con este compuesto.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Javier Brotons Miró. Psicólogo general sanitario. Tel: 600 44 00 04 / javier@psicologo-valencia.es